Detienen a un hacker de 16 años en Asturias

OVIEDO, 28 (EUROPA PRESS) - Agentes de la Policía Nacional han detenido en Asturias a un hacker de 16 años que extorsionó a una empresa a la que sustrajo datos de más de 250.000 clientes. El menor exigía 2.500 euros por no vender una base de datos que contenía DNI's, contraseñas y datos de empleados, colaboradores y distribuidores de una mercantil del sector informático, a cuyos servidores accedió ilícitamente para descargársela, según ha informado la Policía.

Los investigadores de la Brigada de Investigación Tecnológica, de la Comisaría General de Policía Judicial, averiguaron que, con anterioridad, el menor ya había efectuado intrusiones en los sistemas informáticos de varias multinacionales y bancos, y que incluso llegó a obtener algún beneficio a cambio de no revelar la información sustraída.

El detenido, que cuenta con avanzados conocimientos informáticos, es usuario de varias redes sociales y participa en múltiples foros de hacking y seguridad informática.

La investigación se inició a raíz de la denuncia presentada por la empresa extorsionada en la que manifestaron haber sido víctimas de la sustracción de una base de datos de clientes tras un acceso fraudulento a sus servidores.

Los especialistas de la Policía Nacional en la lucha contra el ciberdelito analizaron los registros del sistema informático de la mercantil víctima del acceso ilegítimo. De este modo se supo que el hacker que había vulnerado su sistema utilizaba dos cuentas de correo electrónico: una para comunicarse con la empresa y otra para gestionar el pago de los 2.500 euros exigidos por no hacer públicos los datos sustraídos.

Las indagaciones realizadas llevaron a los agentes hasta una dirección IP desde la que se habían realizado todas las conexiones con la mercantil extorsionada. Tras estudiar exhaustivamente todos los datos con que contaban, se pudo averiguar que las cuentas de correo empleadas por el intruso pertenecían a un joven, de 16 años, que participaba en varios foros de hacking y seguridad informática. Una vez localizado su domicilio fue detenido. En el registro practicado en el inmueble se intervinieron dos ordenadores y diverso material informático.

Las primeras indagaciones realizadas tras el arresto indican que no era la primera vez que había accedido de forma ilícita a los sistemas informáticos de otras multinacionales y bancos. De hecho, logró que una de estas compañías le proporcionara un smartphone de última generación a cambio de no revelar información sustraída de proyectos que se encontraba desarrollando. También obtuvo datos y números de tarjetas de crédito de clientes de una entidad bancaria mejicana.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada