¿Perseguir a los hackers o reclutarlos?

La Analista del IEEE Mª José Caro Bejarano analiza en un breve documento un dilema que muchos gobiernos llevan tiempo planteando: perseguir a los hackers o reclutarlos para sus programas de ciberseguridad.

Sirva de avance algunos fragmentos del documento informativo:

"Durante el mes de junio, los funcionarios del gobierno surcoreano habían entrevistado a 238 piratas jóvenes altamente cualificados, todos ellos estudiantes de secundaria y posgrado, y habían seleccionado a 60, aunque solo seis llegarán a la fase final.

Los elegidos recibirán una beca de casi 14.000 euros, además de la oportunidad de estudiar en el extranjero y formar parte de la base de datos de recursos humanos de la Agencia Nacional de Inteligencia y la Policía de Corea del Sur."

"Según Arquilla, el gobierno de EEUU, en lugar de perseguir a los piratas informáticos de élite, debería reclutarlos para lanzar ataques cibernéticos contra los terroristas islamistas y otros enemigos.


Este destacado pensador militar y asesor del gobierno, opina que EEUU se ha quedado atrás en la carrera de cibernética y necesita establecer un "nuevo Bletchley Park" de genios informáticos y crackeadores de código para detectar, rastrear y desbaratar las redes enemigas."

Sin duda una interesante lectura que os recomendamos: pdf

2 comentarios :

  1. Así solo fomentas que otras personas practiquen la ciberdelincuencia para que se fijen en ellos.

    Fomentan la competitividad entre delincuentes, y como resultado tendrás a unos jóvenes que buscan la fama a base de destrozos digitales y defaces de webs.


    El hacktivismo pasará a un segundo plano, se harán hackeos sin fondo de protesta, hackear por joder y no por protestar.

    ResponderEliminar
  2. yo pienso que existe una delgada y peligrosa línea para la ciberdelincuencia. Por poner un ejemplo, no es lo mismo robar tarjetas de crédito o exponer las credenciales de cientos usuarios que informar acerca de una vulnerabilidad en un sitio antes de publicarla. No obstante, en casi todos los casos y en busca de esa notoriedad, es más fácil dar con tus huesos en la cárcel que firmar un contrato con un gobierno o empresa. Los ciberdelincuentes que entren en ese juego deberán entonces asumir un gran riesgo. Al igual que los hacktivistas que, eso sí, deberían alejarse de cualquier interés personal para denominarse como tales

    ResponderEliminar