The New Yorker lanza Strongbox para la transmisión anónima y segura de información

La revista The New Yorker ha anunciado Strongbox, un sistema que tiene por objetivo permitir compartir información sensible o cualquier otro tipo de noticia de manera segura, sin revelar la fuente o el origen.

"Esta mañana, The New Yorker lanzó Strongbox, un lugar en línea en el que la gente puede enviar documentos y mensajes a la revista y nosotros podemos darles un cierto nivel de anonimato", dijo la editora responsable, Amy Davidson.

El sitio hace uso de la red TOR y cifra los archivos con PGP. Una vez que los archivos se cargan, son transferidos a un equipo que no está conectado a Internet, que se borra cada vez que se enciende y se inicia desde un Live-CD.

El diario no grabará ningún detalle acerca de la visita del usuario, por lo que incluso una solicitud del gobierno no podrá encontrar información útil para rastrear la fuente. El propósito de esta iniciativa es el de mantener los datos de los periodistas, así como sus contactos, seguros para evitar intromisiones como le pasó a Associated Press con el registro telefónico de sus periodistas

La nueva plataforma de intercambio de The New Yorker está basada en DeadDrop, un proyecto de software libre creado por Aaron Swartz poco antes de su muerte que diseñó el sistema junto a Kevin Poulsen, un exhacker, ahora editor de la revista Wired.

Por otro lado, The Wall Street Journal ya tiene en funcionamiento su propio sistema, llamado SafeHouse, desde mayo de 2011.


Fuentes:
New Yorker Launches 'Strongbox' for Anonymous Transmission of Files
StrongBox y DeadDrop, proyectos para asegurar las fuentes de información
Introducing Strongbox
New Yorker lanza sistema para denuncias anónimas por internet

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada