De cómo ocultar una Raspberry Pi en un adaptador de corriente para entrar hasta la cocina

Hace ya bastante tiempo os hablamos aquí de unos inocentes dispositivos que con la apariencia de un adaptador de corriente, un termostato o incluso un ambientador podían pasar desapercibidos en un rincón de una oficina abriéndonos una pequeña puerta para entrar hasta la cocina y evadiendo hasta las más duras restricciones de una adecuada seguridad perimetral.

El precio de estos cacharritos de Pwnie Express ronda sin embargo los 750€ y qué queréis que os diga, no está la economía para ir "tirando" el dinero por las esquinas, más aún cuando en la mayoría de las ocasiones es difícil o muy arriesgado recuperarlo. Por eso duele menos si perdemos una Raspberry Pi (37,50 € + la tarjeta SD) y sin embargo podemos obtener la misma o incluso superior funcionalidad. Por eso este proyecto es tan imaginativo como útil, no os lo perdáis: configurar RPi para que establezca un túnel SSH inverso y ocultarlo en un viejo adaptador de corriente, ¡genial!:


Raspberry Pi: Phoning Home Using a Reverse Remote Ssh Tunnel

3 comentarios:

  1. y para que sirve¿?(predona mi ignorancia... hoy he empezado en el mundo rasoberry)

    ResponderEliminar
  2. básicamente para dejarlo conectado/camuflado en una oficina y habilitar un backdoor para conectarse remotamente a la LAN...

    ResponderEliminar