¿Es posible que los anuncios de una marca comercial aparezcan en sitios pornográficos?

Varios estudios demuestran que el 15% de los anuncios aparecen en sitios que hacen daño a la reputación de las marcas comerciales. Por ejemplo, encontrar anuncios de Pepsi Co. en un sitio porno haría mucho daño a la marca, más aún si ésta fuese denunciada en las redes sociales.

Informes de Integral AD Science señalan una nueva categoría de riesgo en la publicidad en Internet. Grandes marcas utilizan redes publicitarias digitales (AdNetworks) para distribuir los recursos de mercado en muchos sitios web y a menudo se pierde el control de parte de los sitios donde los anuncios son publicados. Ninguna marca respetable desea que sus anuncios aparezcan en sitios de apuestas y pornografía. En 2014 la publicidad agregada por medios digitales sumó $135B, y alrededor de $18B fueron gastados en páginas web no deseadas.

Debido al nivel de sofisticación de las redes de publicidad detectar la práctica abusiva de anuncios digitales se vuelve cada vez más complicado. La forma tradicional para validar la colocación de anuncios en sitios deseados es usar un servicio proxy. De este modo se puede escanear los sitios clave repetitivamente de manera que permita verificar que ningún anuncio expone la marca legítima.

Entonces, ¿por qué siguen apareciendo anuncios en sitios no deseados? 

Los publishers son astutos, cuando detectan tráfico que llega por medio de IPs de centros de tráfico (aquellas IPs proporcionadas por redes proxy) esconden los anuncios de las grandes marcas para que no se den cuenta de su mal uso. 

Las marcas que desean verificar sus anuncios pueden comprar direcciones IP ‘residenciales’ por medio de un proveedor ISP local. De este modo pueden revisar los sitios clave sin ser detectados, lentamente y usando muchos recursos de IT. Adicionalmente, las IPs residenciales resuelven el problema de identificación de los centros de datos, sin embargo tiene desventajas en términos de escalabilidad, coste y operación. 

Una alternativa relativamente nueva que los verificadores pueden utilizar es una red proxy tipo ‘peer to peer’ (P2P) llamada Luminati.io , powered by Hola Networks.

Hola es un servicio VPN usado por millones de personas para eludir la censura en Internet. Es una red libre para uso no comercial, en el que cada usuario está ayudando a otras personas al contribuir una parte de sus recursos libres para dirigir sus peticiones. Los usuarios pueden contribuir a esta red para obtener este servicio de forma gratuita, o pagar una suscripción de $5 / mes para disfrutar de la VPN y no contribuir con sus recursos.

Mediante el uso de Luminati, las marcas pueden evitar la colocación involuntaria de sus anuncios mediante el empleo de la vasta reserva de direcciones IP residenciales que no pueden ser bloqueadas por los editores y publicistas digitales.
El fin es reducir la capacidad de las agencias de publicidad de colocar publicidad de marca en tales sitios. 

Y por supuesto, esto es sólo un ejemplo de los beneficios de usar un servicio VPN distribuido. Si quieres probarlo puedes obtener una cuenta gratuita durante 7 días aquí.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada