#hc0n2019 : Crónica de la segunda conferencia de @Hackplayers


Cuando era pequeño recuerdo que una vez mi padre me dijo que era mucho más difícil y valioso construir algo que destruirlo. Él era albañil así que usó el símil de una pared de ladrillos: reventar un muro a mazazos es mucho más fácil y rápido que tener que construirlo... y realmente es así, crear es más laborioso y debe hacerse "ladrillo a ladrillo", desde la base del suelo hacia el cielo, tan alto como quieras o te empeñes que llegue. Así nació Hackplayers hace 10 años, desde abajo del todo, empecé con un ladrillo, luego con otro, después otro tras otro y hoy todavía esa construcción sigue creciendo, un viaje en el que muchos amigos se han ido sumando poniendo también ladrillos, levantando juntos nuevos proyectos como nuestra propia conferencia: la h-c0n.

No sé cuánto tiempo resistirá en pie esta parte del muro, ni qué tan alto llegará; sólo que estoy tremendamente satisfecho de lo que hemos construido hasta ahora, un evento con una gran acogida donde todos los participantes terminan contentos (nuestro mayor logro) para convertirse en un punto de encuentro entre profesionales, estudiantes y en definitiva apasionados por un interés común: el hacking y la in-seguridad informática.

En esta nuestra segunda edición, que tuvo lugar el 8 y 9 de febrero, intentamos ser bastante continuistas con respecto a la anterior. ¿Por qué?, pues porque creemos que el año pasado salió todo muy bien y porque teníamos prácticamente la posibilidad de contar con los mismos ingredientes, lo que se traducía en una oportunidad de consolidar el Congreso y dar un pasito más. Así que el formato fue similar: mismo escenario, mismo tipo de CTF, sorteos y descuentos para los asistentes y la posibilidad de disfrutar de 12 charlas y 4 talleres de una temática amplia y diversa. Precisamente porque una de las novedades de este año fue poner en liza un "Call For Papers" para poder elegir análisis de malware, Threat intelligence, Red Team, Wireless hacking, Exploiting, Reversing, Hardware, IoT, Pentesting, Mobile, Radio, Privacidad y anonimato... casi nada.


Otra de las novedades de este año (y quizás una por la que nos sentimos más orgullosos los miembros del staff) ha sido la donación de 1€ de cada entrada vendida a la ONG Cesal para apoyar un proyecto para dar una formación de reparación de ordenadores a jóvenes en riesgo de exclusión. Nos gustaría haber donado más pero aún así creemos que cualquier aportación a este tipo de causas es muy importante. Y creedme que conseguirlo no es fácil, somos una asociación sin ánimo de lucro e intentamos mantener un precio de entrada lo más asequible posible para llegar a todos, haciendo frente a las comisiones de la plataforma de pagos y venta de entradas y al resto de gastos que sufragamos con lo que nos aportan también los patrocinadores a los que tenemos que reiterar nuestro más sincero agradecimiento.

A destacar este año que a parte del stand de libros algunas empresas montaron los suyos propios para tener un contacto con los asistentes y recoger CVs, espero que haya sido útil e interesante para todas las partes. Y también reseñar que este año además hemos recibido el apoyo institucional del CCNCert, todo un auténtico honor.

Gracias sobretodo a los 24 ponentes que han participado deleitándonos con sus charlas y talleres técnicos, creo sinceramente que ellos son una de las partes más importantes y el centro alrededor del que gira el congreso, cada vez mejorando y sorprendiéndonos más con sus increibles investigaciones y cada vez estrechando más lazos que muchas veces se hilvanan en amistad. Durante las próximas semanas iremos publicando en la web las presentaciones y vídeos que nos vayan facilitando. Atentos al blog y la web https://www.h-c0n.com.

Por supuesto gracias de nuevo a la UPM por dejarnos usar sus instalaciones y a los chicos de la Core Dumped que nos ayudaron tanto durante los dos días del evento y, cómo no, también a los asistentes de la h-c0n, superando de nuevo nuestras expectativas agotando las entradas con tanta antelación, algunos incluso viajando desde fuera de Madrid y muchos participando tan activamente en el "ritual de post-explotación del evento", aka toma de cañas y copas del viernes y sábado por la noche ;)

Y por último y en especial gracias a mis compañeros de staff por todo el esfuerzo realizado para que h-c0n se materialice y sea posible. Hemos peleado y luchado contra viento y marea para que esto salga adelante y al final, ya lo veis amigos, creo que ha vuelto a merecer la pena tanto esfuerzo. Como decía un tal Arnold Bennett: “Es más fácil caminar colina abajo que hacia arriba, pero las mejores vistas se ven desde lo alto.”


¡Nos vemos en la #hc0n2020!

5 comentarios :

  1. Que Excelente Cronica
    Espero el proximo año poder ir, ya que por razones forzosas debo vivir en españa.
    Muy vacanos los contenidos

    ResponderEliminar
  2. Como toda construcción voc buena base, durará mucho sin derrumbarse. Enhorabuena por la bueva edición y a la espera de la siguiente aventura!! :)

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias! lo bueno es eso, que realmente es una aventura, así que toca disfrutarla todos juntos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te llegan a decir hace 12 años que ibas a ser un auténtico rockstar del underground en español te reirías a carcajadas. Además de un underground puro, sin publicidad ni alabanzas a productos de pago. Un blog de hacking de los de verdad, con ese espíritu rebelde de finales de los 90 principios del 2000. Para mi gusto el mejor que hay.
      Vicente, referente. Hackplayers hasta la muerte.

      Eliminar
    2. Uuuuu "rockstar" ni por asomo, nunca ha sido el objetivo y hay mucha gente buenísima mediática que sabe y debe estar en primera plana, y sobretodo muchísima gente en la sombra que es técnicamente increíble y aporta grandes cosas a la comunidad.

      Lo del espíritu underground de los 90-2000 no te lo niego porque soy más viejo que una montaña XD, pero Hackplayers es sólo eso, una historia de aprendizaje compartido y colaborativo y una pasión que nunca cesa. Nada más, pero nada menos.

      Muchísimas gracias por tus palabras!

      Eliminar